¿Cuál es el papel del padre en la lactancia?

El papel del padre en la lactancia Colchones La Ciguena – Colchon de cuna a medida

¿Cuál es el papel del padre en la lactancia?

Un papá en prácticas nos revela cuáles son las funciones como padre durante la lactancia. ¡Y son muchas!

Los padres no nos embarazamos. Ni tampoco parimos. No tenemos la subida de la leche. Ni mucho menos amamantamos a nuestros hijos. O puede que sí, que de otra forma menos concreta y explícita sí que lo hagamos, que sintamos el embarazo y el parto como nuestros, que podamos implicarnos en la lactancia materna pese a que nuestros pezones estén secos y no sufran en sus carnes las mastitis o las perlas de leche que hacen ver a las mamás las estrellas.

Me gusta pensar que los papás también jugamos nuestro papel, más o menos importante, en el éxito de la lactancia, que de una forma u otra podemos ayudar a que ésta se establezca y se consolide. Mi hija tiene casi dos años y medio. Desde su nacimiento, con el paso de los meses, he ido añadiendo roles a mi papel como padre en lo referente a la lactancia. Empecé por dos. Hoy ya se me ocurren cuatro funciones.

1) Auxiliar de mamá: Esta es la primera y esencial. Puede que la más importante por el momento en el que ocurre, justo tras el parto, cuando madre y bebé se están reconociendo y el  vínculo y la lactancia buscan establecerse y consolidarse. En esos días tenemos que jugar el papel de auxiliar de mamá: controlar y gestionar la agenda de visitas, encargarnos de todos los asuntos burocráticos que acompañan al nacimiento de un niño (que vaya si los hay…), asumir en lo posible la gran mayoría de las tareas domésticas… Todo lo necesario, al fin y al cabo, para generar un ambiente relajado y óptimo que facilite la conexión entre madre y bebé y un establecimiento tranquilo de la lactancia.

2) Pedagogo: Soy una persona que desconecto con facilidad cuando alguien que no conoce sobre un tema realiza comentarios desafortunados. No me afectan. No lo tienen tan fácil las mamás por la agitación emocional que sucede a un parto y, especialmente, porque la mayoría de los comentarios van dirigidos directamente a ellas. Entre ellos un sinfín de mitos sin ninguna base y totalmente falsos sobre la lactancia materna. Ahí entra en juego nuestra labor de pedagogos, de padres implicados que nos hemos informado sobre la lactancia y tenemos que formar a nuestro entorno para que abran sus ojos a la realidad, a algo tan natural como que un niño se alimente del pecho de su madre, una acción que, aunque hoy no lo parezca, ha sido básica para que en este planeta siga habiendo vida humana. Yo, por más que lo intento, no soy capaz de imaginarme a una madre de Atapuerca biberón en mano.

3) Pilar de apoyo: Casi treinta meses de lactancia materna me han hecho comprender que ésta no es un camino de rosas. He visto a mi mujer disfrutar, sentirse plena, embobarse mirando a su bebé mientras mama, pero también la he visto llorar, rabiar del dolor, sufrir con cada crisis de lactancia que ha pasado. En esos momentos, aunque para nosotros sea físicamente imposible ponernos en su lugar, necesitan nuestro apoyo y comprensión. Nuestra cercanía y empatía. Aunque no lo parezca, eso también es lactancia materna.

4) Espectador privilegiado: Acostumbro a contar una anécdota. Mara tendría poco más de dos meses cuando una noche me desvelé sobre las cuatro de la madrugada. Me levanté de la cama, fui a beber agua y cuando volví presencié algo precioso. Mi hija, que atravesaba una fase de duermevela, se giró sobre su pequeño cuerpo, con los ojos cerrados, y fue a buscar sola el pecho de su mamá. Absolutamente a ciegas. Sólo guiada por su instinto. Se calmó de forma inmediata. Fueron segundos, pero fueron mágicos. Recuerdo que escribí un whatsapp a uno de mis mejores amigos para compartir con él el momento. Y no sólo no se enfadó por las intempestivas horas a las que le sonó el smartphone, si no que me contestó (¡de madrugada!) emocionado. Así son los verdaderos amigos.

adrian

Adrián Cordellat es autor del blog unpapaenpracticas.com.  Periodista, padre de una niña de 2 años, tiene 31 años y es valenciano. Desde 2012 vive en Madrid, donde ejerce de padre y de periodista.

Fuente: serpadres.es

¡Consigue tu Calendario de Embarazo Gratis!

Calendario de embarazo Colchones La Cigüeña

Share the Post

Comments

No comment yet.

Leave a Reply